Finaliza Escuela de Verano 2017

img_20170124_112647

Con el término del primer mes del 2017 finalizó la quinta versión renovada de la tradicional Escuela de Verano del Club Palestino en la que participaron más de 200 socios e invitados entre los 4 y 14 años en total de las tres temporadas. Cada temporada dura dos semanas, la primera se basa principalmente en actividades deportivas y la segunda en competencias de alianzas.

Maher Zeidan, Coordinador de Deportes del Club, cuenta que a diferencia de otros programas de veranos, “éste busca que los niños y niñas disfruten del verano jugando y conectados con la naturaleza”. Las primordiales actividades son: fútbol, volei playa y acuático, juegos en la piscina, teatro y manualidades.

Orlando Darlic, Coordinador de la Escuela de Verano, es el encargado de realizar la programación de todas las actividades de cada temporada, que finalizan con un día de manga acuática y una noche de camping en el mismo Club con los apoderados de los y las participantes.

La Escuela de Verano se realiza con el objetivo de brindar a los niños y niñas del Club Palestino un espacio donde ocupen su tiempo libre realizando actividades lúdicas, recreativas y culturales que fomenten su desarrollo social de manera integral con valores como el respeto, compañerismo y trabajo en equipo.

escuela-1

Escuela 1: Carolina Navarrete, Leonardo Espinoza, Pablo Letelier, Camilo Lizama

escuela-2

Escuela 2: Esteban Leiva, María Fernanda Cortez, Orlando Darlic, Maher Zeidan, Claudia Larach

 
Claudia Larach, socia del Club Palestino y educadora de párvulo en el Colegio Árabe, participó por primera vez como profesora de la Escuela. Claudia quedó muy satisfecha con su participación en el programa y además destaca que “es una gran oportunidad para que niños y niñas que no son de la comunidad árabe palestina conozcan el Club y se genere un proceso de retroalimentación e integración”.

Diego Arroyo, el mayor de todos participantes de la Escuela con 15 años, cuenta que le encanta “participar en la Escuela de verano, porque además de entretenerme y ocupar el tiempo en actividades productivas, todos los años – este es mi tercero—hago nuevas amistades, que traspasan el programa y las mantengo en el tiempo”, relató mientras reposaban del almuerzo en la zona de juegos.

Sofía Sarras, de seis años y primeriza en el programa cuenta que “me ha gustado mucho conocer personas y hacerme amigos”. Colomba Zegers, de siete años relata: “me gusta mucho jugar y que tengamos tanto tiempo para bañarnos en la piscina y jugar”. Su madre, Carol Fajardin, cuenta: “me siento muy tranquila dejando a mis hijas acá porque sé que lo pasan muy bien y además les sirve para integrarse a la comunidad del Club”.

Como todas las temporadas, la última de este año, finalizó con el campamento junto a los padres y madres o apoderados. Las familias comparten con el equipo de profesoras y profesores en una noche de camping, fogata, competencias familiares y las pruebas finales de las alianzas.

 

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

top